lunes, 1 de agosto de 2016

Ferrata de Quesa

  Son dias oscuros, y mis amigos ya saben porque lo digo... Afortunadamente los tengo a ellos para ayudarme en los momentos bajos, de la misma manera que espero estar yo a su altura si en algún momento me necesitan. En éstas estamos, pues, y Miguel me propone una salida a la ferrata de Quesa, de la que hemos oído hablar y tenemos información acerca de su dificultad final. Asi pues, ¡allá vamos!

 
 La aproximación, cortita, nos lleva a la poza del Rio Grande, que cruzamos hacia el inicio de la ferrata, evidente.

















 
 Ya puestos en faena. Al principio no es difícil, superando varios resaltes. Para ir calentando, vamos...


 
 Otro de los resaltes iniciales. Subimos alegremente sin saber lo que nos espera arriba...


Vamos ganando altura. Por ahora, nada fuera de lo normal...



 
 Pero... llegamos al resalte final. Hay una salida fácil y otra que pone Extremadamente Difícil. ¿Adivináis por donde nos metemos?


Video del Primer intento...



Superado el desplome...


Enlace en Youtube para ver el paso del desplome



 Por fin, arriba. Unos pasos diabólicos para superar los desplomes !!!



 Y aquí unos amiguetes que nos encontramos en el fregado..








Y ya, una vez quemada la adrenalina y  tras un agradable paseo, regresamos al coche.












No hay comentarios:

Publicar un comentario