lunes, 7 de noviembre de 2016

Toubkal desde el Ras Ouanoukrim

 

ALTO ATLAS (Marruecos) 

30 de Septiembre a 5 de Octubre de 2016

Ras Ouanoukrim (4.083 m. ) y Timesguida (4.088 m.)

      Un año después, volvemos al Atlas. Esta vez nuestro objetivo es doble: el Ras y el Timesguida, situados muy cerca del Toubkal. Esperamos que el tiempo sea mejor este año...

      Salimos de nuevo desde Madrid, vuelo Ryanair a Marrakesh. Sin incidentes con el personal de "seguridad" de aeropuerto. (¿Para que co... pagamos a la Guardia Civil, Policía, etc?.)
      En el aeropuerto nos está esperando el transporte al Riad, y, dada la hora, lo mejor que podemos hacer es meternos en la cama y a dormir. Además, llevo un constipado importante, gentileza de Ricardo, que lo ha contagiado a medio grupo de la Forqueta, y entre los antihistamínicos y otras cosas, estoy medio "grogy".
    A la mañana siguiente, después de un buen descanso, las cosas se ven mejor... El Riad está francamente bien, limpio y muy agradable. Desayuno abundante y sabroso, como suele ser costumbre en Marruecos, y unas bonitas vistas desde la terraza.


El baño de la habitación: De las mil y una noches. Falta Scherezade, y Miguel no da la talla...



 Terraza del Riad. Lástima de cervecitas...






 Varias vistas del Riad. Muy agradable y bastante céntrico, a unos 10 minutos de la plaza Jmaa el Fnaa.
   Después de desayunar, salimos a dar un paseo por el zoco, haciendo tiempo para salir por la tarde hacia Imlil. Rápidamente somos abordados por un simpático muchacho que nos indica el camino al barrio de los curtidores. Como no lo vimos el año pasado, nos dejamos "guiar" para disfrutar de la experiencia.


Industria del curtido de pieles

    Una vez provistos de un ramito de hierbabuena para disimular el "embriagador aroma" del proceso de curtido, entramos en el recinto donde tiene lugar éste. Nos explican detalladamente cómo se pelan, limpian, pulen, etc. las pieles. Todo muy interesante,como para no perdérselo... Asi que, ya sabéis: Cuando vayáis a Marrakesh, preguntad por los curtidores de piel. Al final, después de una discusión por que nos pedían 10 € por la olorosa visita, y sólo les dimos 5, nos acomnpañaron, como no, a una tienda de artículos de piel. Cuando les dijimos que nos íbamos al monte, y que pasaríamos a la vuelta, "amablemente" nos tiraron de la tienda... 







Paseo por el Zoco, y esperando el taxi a Imlil

 Ingredientes para un gazpacho...



 Escuela de Enfermería de Marrakesh
 Esperando el transporte a Imlil. Aparece nuestro conocido taxista del año pasado, Mahmoud. Sigue con su Mercedes para el que no pasan los años. Creo que el cuentaquilómetros marca los mismos que hace un año, pero el coche sigue funcionando.


Imlil, again

   Después del ameno viaje, unos 90 km. repletos de emociones, llegamos a Imlil. Este año hemos decidido quedarnos a dormir aquí, dado que pensamos que su altura (1.700 m.) nos facilitará la aclimatación. Lo cierto es que al dia siguiente, la subida al refugio nos resultó menos penosa que el año pasado. 
   El hotel de Imlil, también muy agradable. Miguel sigue sin parecerse a Sherezade ( y me temo que yo tampoco...)

 Comedor
 
 Suite
 Paseo por Imlil


Mañana subimos al refugio des Mouflons. Dicen 4 a 4.30 horas... si subes corriendo, claro. Echale mas bien 6.






El Decathlon de Imlil...

Varias vistas de Imlil.

1 de Octubre

   Después de una tranquila noche, amenizada por el muecín (también llamado almuédano) a las 5 de la mañana, desayunamos abundantemente, cargamos al burro y empezamos la subida al refugio. Por cierto, la próxima vez que vaya a Marruecos, grabaré lo de la llamada a la oración, porque es como para oírlo: Empieza suave, con un tono comedido y conciliador, pero a medida que ve que nadie le hace ni puto caso (huy! perdón por lo de puto...), empieza a cabrearse, va subiendo de tono, y llega un momento que lo mejor es esconderse, porque si te pilla seguro que te da de leches.
   Bueno, seguimos con nuestro rollo. Empezamos a caminar, ya con una subida considerable desde el principio.
 El porteador. Hoy no se quejará, que no sube demasiado peso...

Saliendo de Imlil, entre los nogales.

 Vista de Imlil

 



 Cruzando el valle. Aremd al fondo.

 Ganando altura. Ya vamos por los 2.000 m.

 Llegando a Sid Chamarouch, con su mezquita, y punto de descanso.


 Sid Chamarouch. Aqui venían siguiéndonos un grupo de salvajes impresentables, que subían gritando y voceando, profiriendo toda clase de ruidos y alaridos. A pesar de poner bien clara la prohibición de bañarse en el río, entre otras cosas, montaron un pollo que se les oía desde Canarias.

Aqui conocimos a un amable mercader, llamado Omar, que nos invitó a unas tazas de té. A nuestro regreso, como ya se verá, se las cobró con intereses...


 Siguiendo el camino, dejamos Sid Chamarouch por una cuesta algo más durilla. Ya estamos a 2.300 m. de altura.

 
W.C. para los caminantes. 2 dirhams por usarlo (20 cts. de Euro...)



 
 Y yta aproximándonos al refugio. En este punto ya estamos a unos 3.100 m de altura. Hemos hecho bien en dormir en Imlil, y la subida ha sido cómoda. Llegamos al refugio bastate frescos en comparación con el año pasado.





Esta vez nos hemos subido unas cervecitas con el burro, ya que en el refugio no tienen ni en pintura. Ni siquiera sin alcohol...  A pesar de la foto con el pulsioxímetro, estábamos a un 95% de saturación, que no está nada mal para estar a 3.200 m. de altitud.



 

























Y aquí, un par de instantáneas de las instalaciones. No está nada mal el refugio, pero nos tocó una compañía bastante ruidosa en la habitación, y el menú para cenar no es muy variado, que digamos. Deben de tener una granja de pollos escondida por los alrededores, pues el plato fijo: Taijne de pollo todas las noches. En realidad, Miguel y yo lo esperábamos con ansia. De hecho, hemos vuelto al Atlas por su famoso Tajine de pollo del refugio...


2 de Octubre

  A las 4 de la mañana, nos despertamos sobresaltados: Un batallón de hijos de la pérfida Albión, que compartían habitación con nosotros, se levantan y montan un pollo de narices. Parece ser que van al Toubkal, y quieren hacérselo saber a todo el mundo. ¡A las 4 de la mañana! ¡Ni que subieran a un 8.000!... Vamos, que ni los "Hooligans" del "Manchester Unaited" montan tanto follón. Una familia de yankis, papá, mamá y 2 hijas, están estupefactos, y nosotros, cabreados. En fin, hacemos un poco de tiempo, seguimos durmiendo, y a las 6.30 nos levantamos para prepararnos y desayunar. A eso de las 8, empezamos la subida:

   El camino que tomamos sigue el valle en direccion al collado de Tizi n´Ougane, a 3.750 m. Al principio se trata de una subida cómoda, sin grandes repechos, pro los últimos 200 m. antes de llegar al collado se hacen de rogar.


      Senda de subida al Toubkal.

    El sol empieza a iluminar los contrafuertes del Ras Ouanoukrim

 
   Collada de Tizi n´Ouanoums. Por él se llega al lago de Ifni


   Varias vistas de lo que vamos dejando atrás

 Miguel llegando al collado. La altitud se va notando, pero subimos bastante bien y sin ninguna molestia.
 
 En el collado (3.750 m.). ¡Sólo quedan algo mas de 300! Desde aquí, empezamos a subir por el lomo que tenemos a nuestra derecha, por una senda que a veces desaparece entre las rocas y nos obliga a trepar en alguna ocasión. Son pasos sin dificultad, pero en los que hay que prestar atención.


   En la arista. Al fondo, el collado.

 
 Ya falta menos!




    Ya podemos ver el Toubkal, a donde subimos el año pasado. Hoy las condiciones son totalmente distintas, afortunadamente.
 
   Y por fin, la cumbre del Ras Ouanoukrim (4.083 m.). EL Toubkal al fondo.  Los últimos metros han sido algo más fatigosos, pero hemos llegado sin ningún contratriempo. Eso sí, Miguel tenía hambre, pero el almuerzo hay que ganárselo...

Nuestro próximo objetivo, el Timesguida, a unos 30 minutos de camino. Hay que bajar a un collado y subir por la fácil ladera.

 A continuación, varias fotos de la cumbre del Ras, apreciándose el Toubkal y otros picos de la zona.  En realidad, como el Ras tiene 2 puntas, y dado que no sabemos cual es la más alta, subimos a las dos.






 Espectaculares vistas del Toubkal y del valle por donde hemos subido. A pesar del buen tiempo, hay mucho polvo en suspensión proveniente del desierto, lo que dificulta la vista hacia las cotas bajas. 

    Después de estar un rato en las cumbres del Ras, bajamos al collado, donde dejamos las mochilas, y subimos al Timesguida (4.088 m.)
 
   Vista desde el collado


 Vista del Ras con sus 2 puntas desde la cumbre del Timesguida. Y a continuación, varias fotos de la cumbre:



 
 Aquí, poniendo un par de piedrecitas en el "cairn" de la cumbre, en nombre de los amigos de Valencia.


   Iniciamos el descenso. En 4 horitas hemos subido los 2 picos, y esperamos que la bajada sea rápida y no demasiado incómoda.

 
 Realmente, el paisaje es marciano pero muy bonito por su aridez y majestuosidad.


   De nuevo en la arista por donde hemos subido. Eso sí, ya hemos comido algo, que nos lo hemos ganado.
 
 
 Llegando al collado


   Y de nuevo en el refugio, después de 3 horas de descenso. ¡Una ascensión redonda!. Ahora, una cervecita que teníamos guardada y que nos merecemos sobradamente. Por la tarde, a descansar, que mañana regresamos a Imlil.


3 y 4 de Octubre

      Al dia siguiente, después de haber dormido mucho mejor que la noche anterior, cargamos los bártulos en el burro y emprendemos el regreso a Imlil. A continuación, una selección de fotografías del descenso.

 W.C: a 3.000 m. :  2 Dirham (20 cts de €)




 Improvisada nevera para las bebidas y frutas


 Llegando a Sid Chamarouch.



  El chiringuito de Omar. El tipo estaba ojo avizor y nos trincó a la bajada. No tivimos mas remedio que negociar con él intercambiando algunos artículos nuestros por unos fósiles. Son unos "cracks" del intercambio...

 Sid Chamarouch y su "ermita"

Y ya varias fotos del último tramo hasta llegar a Imlil

 

 

 

 Mezquita de Aremd

En plena recolección de nueces.


   Y de nuevo, en Imlil.

 Una vez instalados de nuevo en el Riad, a duras penas encontramos un lugar abierto para comer algo. Después, paseo por el pueblo, cenar y a dormir.

  Al dia siguiente viene a recogernos nuestro amigo Mahmoud para llevarnos a Marrakesh. Estaa vez, como no coincide con la hora de comer no le invitamos. Ya le daremos unos dirhams de propina...

 
   Obsérvese la furgoneta del fondo...
 
 ¡Con gente hasta en el techo!


   Y así, el último dia lo dedicamos a callejear por Marrakesh y hacer algunas comprillas. Y por la noche, a comer unos caracoles y a cenar el la plaza de Jmaa el Fnaa. No es que sea "Haute cuisine", pero los sabores y la experiencia son inigualables.

 
 Tienda de especias

 Farmacia bereber.
 
 El maravilloso Café Rouge. ¡Ni se os ocurra entrar aquí a comer!
 
   Paseando por la Medina

 El Zoco cerca de la plaza Jmaa el Fnaa

 La plaza al atardecer

 Ración de caracoles, 1 euro. Picantitos y recién hechos
 
 Y la cena. Todo muy sabroso, pero no pidáis pescado.
 
    La foto no se la hice a Miguel...

   Después de cenar, un paseo...
    ¡Y unas cervezas! 2 x 1
   Y ya, de regreso a Madrid al día siguiente. Unos días excepcionales, en los que nos ha salido todo a la perfección. Y dicen que no hay 2 sin 3...









































































































No hay comentarios:

Publicar un comentario